Políticos Septuagenarios

Hace tiempo que le vengo dando vueltas a una idea que, finalmente, e inspirado por el ablandamiento cerebral propio de estas fechas y el calor de este raro noviembre, he decidido plasmar por escrito, ya veremos si con más o menos fortuna.

Tras las últimas elecciones Municipales y Autonómicas en algunos lugares hemos podido ver cómo han pasado a ocupar puestos de máxima responsabilidad personas que superan los 70 años de edad, es decir: septuagenarios. Los ejemplos más llamativos son, por su repercusión mediática y la importancia del cargo que han ocupado, los de Manuela Carmena como Alcaldesa de Madrid y Revilla como Presidente de Cantabria. Pero hay algunos más, igual que Senadores, Diputados…Parece una “moda”, quizá con cierto regusto de lo que podemos ver en las Presidenciales de USA con Hillary Clinton o John McCain en el pasado.

Vaya por delante que no tengo nada en contra, ab initio de esos nombramientos, apoyados los dos primeros, de hecho, por el Partido al que pertenezco. Pero sí tengo serias dudas, por principios, de que una persona que supera los 70 años ocupe determinados puestos con una determinada responsabilidad. Lucía Querido, una compañera argentina del PSE que fue Juntera y Concejala en Pasaia, muy apreciada por mí, me dijo en cierta ocasión que “para estar en política había que tener muy buena salud”. Ella superaba los 60 años cuando me lo dijo (ya ha fallecido, por desgracia) y yo no llegaba a la treintena y no ocupaba cargo institucional alguno, por lo que no conseguí entender muy bien aquella frase. Con el paso de los años he comprendido perfectamente a qué se refería: agendas infinitas, tensiones, presión en las reuniones, horarios ilimitados, sin fines de semana en muchos casos…

Encuentro muy meritorio, e incluso loable, que una persona que ha tenido una trayectoria vital y profesional muy dilatada, con una jubilación económicamente más que resuelta y que ahora podría dedicarse a pasar plácidamente sus días leyendo y cuidando de sus nietos tome la iniciativa de implicarse socialmente y encabezar una candidatura, estando dispuesta a sacrificar casi todas las horas al día al servicio de sus conciudadanos. Pero me pregunto si no hay un punto de egoísmo en esa decisión. Si el hecho de cumplir una ambición personal no puede ir en perjuicio de ese servicio ciudadano que se presume quiere dedicarse. ¿Hasta qué punto una persona de cierta edad tiene la fuerza, la salud, el impulso de estar diez o doce horas al día durante cuatro años trabajando al máximo nivel?

Y, a todo ello, añadamos la derivada del mensaje que se manda a la sociedad en pleno auge del debate sobre las edades de jubilación, la vida laboral…Mi abuelo era cantero y trabajaba picando piedra en la calle, literalmente. Mi padre era tornero y trabajó pegado al torno hasta los 65 años, para no perder nada de su bien merecida jubilación, de la que ahora disfruta. En ambos casos eran profesiones físicamente muy duras (recuerdo a mi padre trayendo los viernes a casa los buzos del trabajo tiesos, llenos de grasa y sudor para lavarlos en casa el fin de semana, y llevarlos a una lavandería porque estropeaban la lavadora de casa).  Para ellos, pensar en estar currando con 72 años, como en el Caso de Revilla, sería no sólo impensable, sino una auténtica tortura. Al igual que para muchos trabajadores.

Sé que hay muchos ejemplos de políticos/as que han sido President@s, Alcaldes/as, Ministr@s…con una edad considerable. Pero no tanta como ahora creemos: Tierno Galván, apodado “el viejo profesor” fue elegido Alcalde de Madrid con 61 años (¿a que pensabais que tenía muchos más?), es decir, con 10 años menos que su homóloga Carmena. Churchill fue Primer Ministro con 66, o Calvo Sotelo con 55, aunque tenemos una imagen de ambos que seguramente nos evoque una mayor edad. Sí hay algún caso muy extremo, como el de Ronald Reagan, que llegó en su último mandato a los 78 años, o el recurrente caso de Carlos Soria, alpinista de élite a la friolera de 76 años.

Pero son eso: excepciones. Pensad en vuestr@s abuel@s, padres, madres, que superen los 70 años de edad. Y ahora pensad si están físicamente en condiciones de aguantar madrugones,  una agenda diaria de reuniones, vistas a barrios, llamadas, viajes por toda una Comunidad Autónoma si eres President@ autonómic@….y así cada día durante al menos 4 años, sin más interrupción que 15 ó 20 días de vacaciones a duras penas, en las cuales no van a poder desconectar ni un solo día.

No hago con esto un panegírico de la juventud ni del adanismo en política. Ya escribí un post al respecto, y creo que la juventud o la inexperiencia no son un valor en sí mismas, por mucho que ahora parezcan ser la solución al problema de comunicación de algunos partidos, especialmente de los más tradicionales o conocidos. No es esto la versión bloguera de “La fuga de Logan”, válgame el cielo conquistado por asalto.

la-fuga-de-logan1

Pero tampoco creo que el extremo opuesto sea la panacea ni responda realmente a las exigencias de la sociedad moderna. Porque una cosa es estar muy lúcido de mente (que puedes estarlo hasta los 100 años) o relativamente en forma para cuidar al nieto unas horas al día o unas vacaciones y otra muy distinta poder responder a la exigencia física de determinados puestos de responsabilidad. Y, aunque sé que puede parecer impopular o injusto, creo que en la vida hay edades para todo, y tengo serias dudas de que siendo septuagenario puedas cumplir con eficiencia y como la ciudadanía espera de tí con determinados cargos y determinadas exigencias al máximo nivel.

No sé…quizá he escrito este post carcomido por la envidia de saber que, al menos hasta ahora, los celadores, pasteleros o los peluqueros griegos podían jubilarse a los 50 años. Pero claro, ni calvo ni con dos pelucas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s